Parkinson terrenal

14 septiembre, 2007

De nuevo la tierra sucumbió a las fuerzas de la naturaleza, y los países bañados por el Índico se prepararon para un nuevo tsunami, que por suerte, no se digno en hacer acto de presencia. El parkinson terrenal ha vuelto de nuevo a Sumatra para recordar a todas aquellos que sobrevivieron, que el dueño y señor todo poderoso, el que hace, deshace y decide sobre sus vidas, no es otro, sino él. Su magnitud ha sido tal, que hasta Richter le ha dado un aprobado de 8,4. Y es que ha tenido más de dos años para preparar sus deberes.

Woman mourns

Subyugados a su propia impotencia, no importa cuántas veces clamen al cielo pidiendo una ayuda que jamás va a llegar porque la suerte aún sigue echada para ellos. Un día, el mar se tragó a la tierra, dos colosos titanes pugnaron por el mismo espacio, incongruente realidad, y hoy de nuevo han tenido que revivir el miedo en sus corazones.

Women mournin Sri Lanka

¿Durante cuánto tiempo más han de ser castigadas estas gentes para que podamos demostrar nuestra contaminante supremacía?. ¿Durante cuánto tiempo más tendremos que contemplar la desolación, la desesperación y el dolor arraigado en sus carnes y en sus herencias?. No se puede implorar más, no se puede sufrir más. Llora por ellos, porque ya no les quedan lágrimas que regalar.

Young boy and mother

Si has tenido un buen día y has disfrutado de tus familiares y amigos, de tu casa, de tu coche, de tu ropa, de tu perro, de tu vida, entra aquí, y dime si compartirías tus cosas y a tu gente con ellos.

Leer noticia completa >>

Un mundo de fábula

22 agosto, 2007

¿Por qué la mayoría de las miserias las acaparan los países menos favorecidos?. Y no me refiero ya a hambrunas, enfermedades, guerras y demás, sino, a las, llamémoslas, inclemencias del tiempo: huracanes, tifones, maremotos, tsunamis, volcanes, incendios, terremotos y otras grandes glorias que van desfilando por nuestro planeta.

No hay que ser un erudito para darse cuenta de que muchas cosas van mal desde hace tiempo, que el cambio climático, nos los estamos currando nosotros solitos y que la cosa, no va a mejorar ni por casualidad. Estaremos viendo, los que estamos, ¿el principio del fin de un planeta agonizante?. ¿Cuál será nuestro legado a los venideros?.

Partiendo de la base, de que la casualidad no existe, que cada uno de nosotros se labra su propio destino, se me ocurren preguntas, como por ejemplo: ¿Son culpables los pobres por ser pobres?, ¿es por esto que les pasan tantas desgracias?, ¿acaso, ese buen dios del que hablan tantos, lo ha previsto así?. Porque si no, qué sentido tiene que les ocurran estas cosas. Y la que más me carcome, es, ¿no es cierto, que realmente nos beneficia a los países desarrollados (?) toda esta situación?.

Es triste, duro o ignorante, pensarlo así; pero es así como lo pienso. El mundo entero se está confabulado contra estas gentes, y por mucho que algunos hagan, nunca habrá una solución para ellos. Es imposible salvarlos, ayudarlos, protegerlos, por la sencilla razón de que hace más el que quiere, que el que puede.

¡Un terremoto en Perú!. ¿Perú?, ¡ah, sí!, de Perú es la camiseta que me he comprado en el mercadillo estas vacaciones, ¿eh que me queda guay con el morenito que traigo?.
¡El huracán Dean!. ¿Dean?, ¡ah, sí!, El Deán es una freiduría de Cádiz, no veas que pescaíto, pero vamos, que allí lo que sopla es levante, tanto como llamarlo huracán…
Soy solidaria, tolerante, pero acabo de llegar de vacaciones, por favor, dadme un respiro, ya me lo miraré en Internet. Porque antes, tengo que descargar la cámara digital, que viene hasta arriba de fotos de las churris que he conocido y bueno, los e-mails que me han dado, las tengo que agregar a todas para estar en contacto (?).
En algún lugar, alguién está ahora mismo volando, o enterrado bajo escombros, pero yo tengo que configurar el PC nuevo que me han regalado estas vacaciones, que ya está bien de ir de portátil prestado, ¿o no?.

El que esté libre de pecado, simplemente, que no haga nada, no vaya a ser que se pongan las cosas peor, por favor.