Adivina adivinanza

9 octubre, 2007

Avatar Rayos XEsto que está aquí a la izquierda y que a simple vista parece, entre una broma, o una de esas historias macábras de salas de urgencias de hospital… no es ni más ni menos, que mi avatar en el MSN… ¡qué!, ¿cómo lo ves?.

Casi podría imaginar la cara de todos los que lean este post, porque hace tanto tiempo que lo utilizo, que ya me han dicho todas las cosas posibles que se pueden decir de él. No recuerdo de dónde lo saqué, pero lleva conmigo por lo menos cuatro años, así que es más o menos como un tatuaje virtual o vete tú a saber.

Reconozco que es una imagen que no deja indiferente, y aunque no me identifique ni con la bebida, ni con la profesión, ni con la ocasión… también reconozco que tiene su aquel, ¿o no?. La verdad es que algunas veces, me resulta muy divertido leer las auténticas barbaridades que me escriben al respecto.

En fin, he tenido un día de lo más absurdo, éste es el lamentable resultado. Mañana más.

Mis amigos virtuales

23 agosto, 2007

Me propuse durante las vacaciones decidir para qué quiero realmente este blog, pero no lo conseguí. Seguramente será porque no es algo realmente importante, de hecho durante esos días, lo olvidé por completo.

Todo esto no es algo que me preocupe, o sí, porque no suelo ser demasiado constante con las cosas que no captan por completo mi atención y el caso, es que me gusta el blog, bueno la plantilla en sí. Por primera vez, he elegido algo minimalista en mi barroca vida. También me gusta escribir en él y contar cosas que hago, que observo, que siento, que pienso; sobretodo, porque no me lee nadie, o al menos los que lo hacen no dicen nada.

Supongo que después de estar tanto tiempo en el punto de mira de cientos de teclados, de estar midiendo las palabras una y otra vez para no salirme de tono, de estar forzando temáticas concretas y a sus participantes, ahora ha llegado mi momento de paz. Es decir, aquí escribo lo que quiero, libremente, y puede leerlo o comentarlo quien quiera.

Así que hoy, mientras trataba de repasar mentalmente algunos de los posts que ya he escrito, no dejaba de pensar en cómo sería mi vida de distinta, si no existiera Internet y si no hubiera conocido a todas las personas que he conocido a través de este medio, tanto a las que han aportado cosas buenas, como a las que han aportado cosas malas.

Y he pensado… [mal cuando empiezo así, está claro].
¿Y por qué no utilizarlo para estar en contacto con todos aquellos que he conocido aquí?. Y si no en contacto [porque cada uno de ellos lleva una vida paralela a la mía], al menos, ¿como tributo a las horas que hemos pasado en esta red, compartiendo nuestras experiencias?.

Porque claro, después de dejar de contestar SMS, llamadas de móvil, correos electrónicos, mensajes de Foros, ventanas del MSN… como que me estoy volviendo un poco… ¿antipática?, ¿descortés?. Maleducada, sería la palabra adecuada. Coloquialmente hablando, una penca, y como alguno de mis amigos virtuales me calificaría, una puñetera perra.

Y así como dios creó el mundo en siete días, creo yo Mis amigos virtuales en siete párrafos.

Hoy me he dado cuenta, de que la mayoría de las veces que utilizo el MSN, mi estado es, No conectado, y la verdad es que tampoco me sorprende demasiado, teniendo en cuenta lo poco que me ha gustado desde que lo uso.

En estos días, pensando en los siete años que llevo por aquí, no puedo dejar de echar la vista atrás, y añorar el IRC y al batallero mIRC. Tenían infinidad de posibilidades, utilizando muchísimos menos recursos de las máquinas.

A veces pienso que es increíble lo que los seres humanos han conseguido, comunicación en tiempo real con imagen y sonido. Es realmente increíble. Aunque bueno, igualmente soy capaz de quedarme “pillada” con el funcionamiento de una bisagra… genial invento, por cierto.

En el fondo pienso, que avanzamos a pasos de gigante, pero seguimos siendo igual de primitivos.