El arte de la paciencia

12 abril, 2008

LA PRISIÓN DEL YO

Estaba atormentado haciéndose preguntas que sólo trataba de resolver con el intelecto, y así no hacía más que llegar a un desesperante callejón sin salida. Iba a enfermar de angustia existencial y le fue recomendado un sabio con el que consultar. Fue a verlo. Le preguntó:

– Sabio, ¿qué es el yo?
El sabio estalló en una sonora carcajada y después le dijo:
– ¿Y para qué quieres un yo?

Comentario

La mente pequeña se consolida y fija en el pequeño yo, el ego, que es la identificación con el cuerpo, las tendencias mentales, la imagen y la máscara de la personalidad; la mente grande o iluminada está en el Ser, más allá del mórbido egocentrismo y todas sus tendencias egoístas y personalistas. Pero en tanto no logramos un estadio muy elevado de realización, el ser humano se aferra a su pequeño ego y a su esclerótica personalidad de un modo desesperado, y así no dispone de una visión suficientemente despejada para ver lo que hay más allá del angosto escenario de la mente condicionada. Cuando se hace meditación profunda, la persona va retirándose de sus tendencias egocéntricas y va conectando con la raíz de su mente, donde el ego como tal se debilita y la persona está mas en el ser que en el «soy esto» o «soy aquello». Esa experiencia desnuda de ser nos limpia la mente de condicionamientos o deja que la fuerza de los mismos vaya agotándose mediante el poder de la ecuanimidad.

El arte de la pacienciaRamiro A. Calle

→ Post relacionado: Con paciencia y saliva…

El Libro de los Espíritus

16 noviembre, 2007

El libro de los espíritus contiene, los principios básicos sobre la inmortalidad del alma, la naturaleza de los espíritus y sus relaciones con los hombres, las leyes morales, la vida presente, la vida futura y el porvenir de la humanidad según la enseñanza dada por los espíritus superiores con la ayuda de diferentes médiums recopiladas y puestas en orden por Allan Kardec. 

Sexos en los espíritus 

– ¿Tienen sexos los espíritus?
– “Como lo comprendéis vosotros, no, porque los sexos dependen del organismo. Existe entre ellos amor y simpatía, pero fundado en la semenjaza de sentimientos”.
– El espíritu que animó el cuerpo de un hombre, ¿puede, en una nueva existencia, animar el de una mujer, y viceversa?.
– “Sí, unos mismos espíritus animan a los hombres y a las mujeres”.
– Cuando somos espíritus, ¿preferimos encarnarnos en el cuerpo de un hombre o de una mujer?
– “Poco le importa al espíritu, porque depende de las pruebas que ha de sufrir”.

Los espíritus renacen tanto en hombres como en mujeres, porque carecen de sexo. Como deben progresar en todo, cada sexo, lo mismo que cada posición social, les ofrece pruebas y deberes especiales y ocasión de adquirir experiencia. El que fuese siempre hombre, no sabría más que de lo que saben los hombres.

Esto me gusta más que la religión, porque me hace pensar, no obedecer. Y con este pensamiento, me pregunto hoy, ¿podría ser este párrafo una respuesta a la homosexualidad?.

[Nota: El Libro de los Espíritus, fue publicado en 1857, y con él da comienzo el período filosófico del Espiritismo. Si alguien quiere leerlo puede hacerlo en formato .pdf, se abre justo por el índice al final del libro].

La niña instruida

8 noviembre, 2007

He estado hojeando una reliquia que guardo como un tesoro. Es uno de los libros que utilizó mi madre en sus primeros años escolares: La niña instruida de Victoriano F. Ascarza. No viene referenciada la edición, pero el periódico que envuelve sus tapas es de 1946. Teniendo en cuenta que mi madre nació en el 39, me puedo hacer una idea aproximada de la edad que ella tenía cuando estudiaba sus páginas.

Versa sobre Higiene y Economía [con aplicación a la medicina y farmacia domésticas, dispuestas para la lectura y estudio en las escuelas y colegios de niñas]. Y su autor, Don Victoriano, cito, fue Doctor en Ciencias, Ex Consejero de Instrucción Pública, Profesor por oposición de la escuela normal de Maestros de Madrid, Director del Observatorio Astronómico de Madrid y de “El Magisterio Español”, etc.

No puedo escanear las imágenes insertas, una veradera pena, pero sí puedo sacar algunas frases, así por encima, porque si me meto muy adentro me da un algo:

Lo primero que debe hacer toda mujer hacendosa y toda niña buena es levantarse temprano, muy temprano, dar gracias a Dios por sus beneficios y encomendarle sus obras […] Las habitaciones deben barrerse todos los días. Para ello se sacan los muebles pequeños, llevándolos a un cuarto contiguo (dibujo mujer barriendo) […] En los pisos entarimados se da el brillo de este modo: En cinco litros de agua caliente se echan 500 gramos de cera amarilla y 60 de potasa blanca, y se hacer hervir la mezcla durante una hora. Entonces se añaden 125 gramos de cola fuerte, ya disuelta, dejándola hervir un cuarto de hora más. Cuando la masa obtenida esta fría, se extiende en el entarimado con una brocha y se deja secar bien, frotándolo después (dibujo mujer arrodillada en el suelo limpiando) […] Para combatir el polvo no queda más recurso que el frecuente empleo del cepillo, el plumero, el trapo o los zorros (dibujo mujer limpiando muebles) […] Las cacerolas y demás objetos de cobre exigen cuidado extraordinario, porque se recubren con facilidad de una capa verde, llamada cardenillo, que es muy venenosa. El interior puede limiarse con jabón y ceniza, con tierra de Segovia, y también con una mezcla de cuatro o cinco partes de agua y una de ácido nítrico (dibujo mujer fregando platos) […] Nada hay tan fácil como hacer una cama, y toda niña laboriosa debe ejercitarse en ello apenas sus fuerzas se lo permitan (dibujo mujer haciendo una cama).

Y bueno… condiciones de la cama, costura, colada, preparación de carnes, pescados, los condimentos, las bebidas, sopas, huevos, cereales, legumbres, y todas esas cosas que una niña buena tiene que aprender. Mejor no menciono las partes de economía y medicina doméstica. Una auténtica reliquia el libro, digno de ser leído entero.

¿Sería esto el equivalente de la Educación para la Ciudadanía?. Aunque tendría que mirar si tengo alguno de Urbanidad

Mi vecino Kurtz

29 octubre, 2007

Este post, fue escrito originalmente en Junio del 2006, pero nunca vió la luz. Ahora ya no queda apenas nada del texto original que lo conformaba, aunque poco importa eso cuando son las mismas cosas las que tengo que decir. Por aquel tiempo, bajo el más riguroso anonimato, decidí crear un blog [en el más absurdo servidor que pude elegir], con una peculiar presentación: “No soy un hombre, ni una mujer; ni de ningún lugar, ni de ningún color; no tengo edad, ni entiendo de tiempo. Sólo soy, una persona”. Deseaba anonimato y lo conseguí, tanto, que llegó a desaparecer el servidor entero con todo su contenido. No sé cuántos miles de blogs se perderían, pero fueron muchos. El único buen recuerdo que conservo de aquella época, es el haber conocido allí a Kurtz, un joven e inquieto valenciano “preocupado por el rumbo que está tomando esta sociedad”.

Cuando empecé a leer a Kurtz, no era más que un montón de letras y letras y letras, era imposible seguirlo, no tiene fin escribiendo [sigue siendo igual desde luego, peor creo, porque ahora escribe todavía más]. Un gran luchador para unos y un incitador para otros ya que no calla ante las injusticias. Hace poco incluso llegó a recibir unas insulsas y cobardes “amenazas de muerte” de un  Anónimo estrecho de miras. Hará un mes, tuvo el detalle de concederme el Premio Blog Solidario, se puede decir que rompí la cadena al no referenciarlo, pero entre la falta de tiempo y el exceso de pereza no había tenido la oportunidad de agradecérselo. Aunque aún me reservo el derecho a publicar el post,  cuando esté terminado…

Ahora ya no somos vecinos, pero seguimos visitándonos para saber el uno del otro y espero que por mucho tiempo. Decirle a los que no lo conozcan, que se pasen a leerlo en: Mis pensamientos 2.0, porque no tiene desperdicio. Esperaba el momento de postear esta entrada para cuando saliera su primera novela publicada, pero no quería ser yo la que desvelase la noticia, y ya que ha sido él el que se ha delatado en un comentario, no veo la razón para demorarla más.

En su momento no me dió tiempo de hacerlo, así que aprovecho ahora desde aquí para rendirle mi pequeño homenaje, por sus palabras de ánimo, por su apoyo, por su constancia y por todos los comentarios que a diario deja reflejados en este blog, al que ha ayudado a crecer cada día un poquito aportando sus puntos de vista.

Gracias Kurtz :)

Pornografía política

26 octubre, 2007

He visto ya en la calle el nuevo libro de Jose Mª Aznar, “Cartas a un joven español”. Por supuesto ni se me ha ocurrido tocarlo, y no es que cuide en exceso mi imagen, pero me reservo el derecho a que me vean curioseando públicamente algo que considero un tratado de pornografía política. En el libro, Aznar se dirige a un joven imaginario llamado Santiago, a través del cual intenta inculcarnos una vez más la visión de lo que sería su España ideal. Para mí, este libro representa una nueva falacia de pensamientos de un político obsoleto, al que el pueblo español relegó de su cargo utilizando su mejor arma, la democracia y el derecho a elegir, y que aún no ha sabido aceptar su derrota. Cito y comento un par de perlas.

Sobre el 11-M escribe: “Recuerda, Santiago, los ataques que ha sufrido mi partido, el Partido Popular: durante la Guerra de Irak, en campañas electorales e incluso en la noche previa a las elecciones del 14 de marzo de 2004, cuando rodearon nuestras sedes “de forma espontánea”, según dijeron”. Pero no escribe nada sobre la lista de muertos de la que fue participe durante su legislatura, por la alianza que protagonizó junto a George Bush y Tony Blair, y que provocaron sucesos como los atentandos terroristas del 11-S en EEUU [2.973 muertos], 11-M en España [191 muertos] y 7-J en Londres [56 muertos], además de la absurda Guerra de Irak [+de 600.000 muertos], que se justificó con la búsqueda de unas armas químicas fantasmas, que nunca se encontraron.

Sobre la homosexualidad: “No me parece correcto que se le dé el carácter de matrimonio a una unión que no sea entre un hombre y una mujer. Es algo respetable, pero no forma un matrimonio. Ni equivalente, ni alternativo. No sé, y creo que nadie lo sabe, qué pasará cuando un niño o una niña no puedan llamar padre ni madre a quienes se dicen sus progenitores pero que en muchos casos no lo van a ser. No sé si se están anteponiendo los sueños de los adultos a los derechos, esta vez muy reales, de los niños”. Pues si no sabe Sr. Aznar, no opine sobre papel y lo ponga a la venta para lucrarse aún más a costa del pueblo español, a la vez que incita y difunde ideas a jóvenes que transforman sus textos en violencia homófoba.

Al igual que le decía usted a Felipe González, le digo yo: ¡Váyase Sr. Aznar, váyase!. Váyase de la memoria de España y de los españoles. Y deje por favor de encizañar a un país, con pensamientos tan conservadores como ridículos, que no hacen más que estorbar en el camino que tratamos de seguir hacia una convivencia igualitaria y en paz.

El contrabandista

2 octubre, 2007

Todos sabían que era indiscutiblemente un contrabandista. Era incluso célebre por ello. Pero nadie había logrado jamás descubrirlo y mucho menos demostrarlo. Con frecuencia, cruzaba de la India a Pakistán a lomos de su burro, y los guardias, aun sospechando que contrabandeaba, no lo lograban obtener ninguna prueba de ello. Transcurrieron los años y el contrabandista, ya entrado en edad, se retiró a vivir apaciblemente a un pueblo de la India. Un día, uno de los guardias que acertó a pasar por allí se lo encontró y le dijo:
– Yo he dejado de ser guardia y tú de ser contrabandista. Quiero pedirte un favor. Dime ahora, amigo, qué contrabandeabas.
Y el hombre repuso:
– Burros.
El Maestro dice: Así el ser humano, en tanto no ha purificado su discernimiento, no logra ver la realiadad.

101 Cuentos clásicos de la la India. Recopilación de Ramiro Calle. Arca de sabiduria.

Los nadies

21 septiembre, 2007

Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.

Los nadies: los hijos de nadie, dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos:

Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local.

Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.

El libro de los Abrazos. Eduardo Galeano.