National Geographic

13 abril, 2008

Ya ni me acordaba que fui “portada” del National Geographic… jajaja¡¡. Y es que gracias a Manz, que es el culpable de Emezeta.com, descubrí hará poco más de un mes una aplicación curiosísima: Cómo convertir fotos en portada de revista. El resultado salta a la vista, o a la duna, según se mire. Si alguien está interesado en probarlo, lo recomiendo, porque es de lo más divertido.

National Geographic

Foto: Portada National Geographic, Nina in Blue

Anuncios

Me he enamorado…

13 febrero, 2008

Vídeo: LG KU990 Viewty. Subido a YouTube por netgic

Estoy cansada, derrotada, agotada, tanto… que parece que me pesa el alma. Mi trabajo es tan estresante, que a veces tengo la sensación de que me va a dar un infarto.

http://www.goear.com/files/sst4/9bec940fe320a4d3f31d4e84da097a62.mp3″

Hoy no me apetece escribir [aunque esté escribiendo, claro…]. Lo que realmente no me apetece es contar nada de las miserias que veo, que leo, que escucho, que intuyo…, una vez más, me siento defraudada por el egoismo desmedido con el que me afrentan algunas de las personas que me rodean y que impunemente tambalean mis creencias, mi fe, mis esperanzas. He presenciado un episodio tan desagradable que no quiero ni hablar de él, al menos hoy, porque desde luego no lo voy a olvidar.

mi gran bucle

Alguien me dijo una vez que cuando algo va mal, no se deben tomar decisiones drásticas. Me ha ido bien siguiendo estas palabras. Ahora necesito reflexionar, dejar espacios vacíos en mi mente, y que se vayan llenando solos con el tiempo.

Audio: Claro de luna de Debussy. Foto: mi GRAN bucle, © miabuelanoloentiende

Nunca Jamás

20 agosto, 2007

Pais de Nunca JamásSi tuviera que resumir estas vacaciones con una palabra, me sería francamente difícil, porque han sido veinte días de auténtico vértigo. Estoy física y mentalmente derrotada, creo que necesito otras vacaciones…
He estado en El País de Nuna Jamás [al que dije que nunca jamás volvería y al que encima tengo que volver]. Allí me he reencontrado con muchas vidas pasadas, con los sentidos olvidados, con las gentes que fueron, que son. Momentos de despedidas con las que ya no serán, porque están al final de sus viajes. Pero sobretodo, me he reencontrado conmigo misma, con la que fui y con la que soy, ambas a la vez.

Ha sido un reencuentro muy interesante éste último, que me ha servido para poder analizar muchos aspectos de mi vida. Me he dado cuenta de muchas cosas, la primera de ellas, que definitivamente yo no pertenezco allí, de hecho nunca pertenecí porque mi mente siempre estuvo fuera. He podido recuperar mucho tiempo que creía haber perdido, ese mismo tiempo que me ha atormentado tanto en los últimos años. Y me resulta irónico, porque no sólo lo he recuperado, sino que ahora, juega a mi favor. Me he dado cuenta de que el progreso acaba llegando a cualquier rincón, y te hace replantearte las decisiones tomadas antaño. Y no menos importante, también he recuperado mis recuerdos, la penúltima pieza del puzzle inacabado que soy desde hace siete años. Es triste reconocerlo, pero a veces perdemos un tiempo precioso tratando de ser lo que eramos, sin darnos cuenta de que está en nosotros mismos el conseguirlo.

Por lo demás, cuatro mil kilómetros de infinitos paisajes de nuestra geografía [contaminados visualmente con la señalización de la carretera], y un luminoso que he dejado atrás, cifrado en 1.722 muertos desde el 1 de enero, que ya no podrán disfrutar de estos paisajes, Nunca Jamás.

Foto: Forest tripmg3dart