Akisment. Spam bloqueado

19 noviembre, 2007

Llevo varios días ensimismada descubriendo cosas nuevas dentro del blog y alrededores. Cosas que no entiendo y que por esa razón me llaman más la atención. Hoy le ha tocado el turno a Akisment. Es una utilidad que bloquea los comentarios de spam dentro del blog y que no hay forma de desactivarla. Lo bueno: Que no me tengo que preocupar del spam. Lo malo: Que Akisment decide lo qué es y lo qué no es spam, y sin duda, no siempre acierta.

Spam bloqueado por Akisment

Hace poco rescaté un comentario de Viguetana, y ha sido al único al que he tenido acceso porque los demás ni los he visto. Con esto quiero decir que si alguien perdió alguno, yo no sé ná, será que se le cruzó un bit o algo al chisme éste.

Lo dejo unos días visible al final de la columna derecha para que le dé el aire, a ver si se calma un poco, y me deja por lo menos opinar si son o no son spam los comentarios que bloquea. Y mientras seguiré leyendo por ahí a ver si consigo entender a la simpática utilidad ésta.

Foto: Captura Akisment, Nina in Blue

Se me antoja poner una barrita de audio en un post, con un mp3 que estoy escuchando. No problem, mucha gente lo hace en sus blogs, no puede ser difícil.

Primero me leo las ayudas de los foros de wordpress.com. Así que me voy a GoEar, sigo las instrucciones, me registro y subo mi mp3. Ya hago plas plas¡¡ con las manitas, porque pronto lo podré escuchar.

El resultado:

Hago clic en la barrita, que emoción¡¡, que discreta y pequeñita, mola. Buffering… buffering… Error opening file…, esto no chuta, psé. Me repaso las instrucciones, repito todo el proceso y pienso: – como tenga que repetir todo este tinglado cada vez, ya no me mola tanto.

Nada. Sigue sin escucharse. Visito los blogs de la gente del post y escucho sus mp3. Ya empiezo a mosquearme. Seguro que me he comido una letra, lo repito todo por tercera vez… El resultado siempre es el mismo, buffering, error  y  esto que no suena.

Sigo leyendo otros posts. Me voy a MusicWebTown. Repito el proceso, me registro y vuelvo a subir el dichoso mp3. Copy paste, copy paste, y más copy paste. ¡¡Ya tengo el código!!. Jeje¡¡.

El resultado:

Otro vez el buffering…, más buffering…, pero de suenering… nada de nada. Mis dedos tamborilean en el teclado. El cigarro colgando, el humo en el ojo… Curioseo por ahí. Oh, my god¡ El mp3 sale en Technorati. Me estoy clonando por toda la red. Creo que me voy a dormir. Última oportunidad.

Me voy al Google, ese nunca falla. Leo unas instrucciones. Uhmm… Odeo, este es nuevo, suena a galleta, pero por probar… Bueno, me registro y todo eso, para que enrollarme contándolo otra vez. Llego a la parte en donde he de elegir si hacerme el audio, subirlo a la web, o enlazarlo. ¡No me lo puedo creer!, ¡no tengo la opción para subirlo!. Cojo la pistola de agua del cajón, y me pego dos chorros, son las dos de la madrugada, tiene que ser eso.

¿Pero qué le he hecho yo a este blog?. ¡Si me cae hasta bien!. Definitivamente, me voy a la cama. Porque una se siente ya hasta manoseada, con tanto ‘registro’.

Repite conmigo: Esta barrita de audio, va a sonar… ZzzZzz…

Hoy he leído:

Trackback [también denominado pingback]. Es como un enlace inverso. Permite a un Blogger [A] notificar a otro Blogger [B], que ha sido comentado uno de los posts o entradas de B. Cuando B recibe la notificación desde el Blog A que un trackback ha sido creado, el sistema del Blog B crea un registro del enlace permanente del post referido. Trackback solo funciona si es activado en el blog referente y referido.

Y si ha hecho el silencio en mi interior.
Y he girado la mirada.
Porque no veas como está la ventana…

Y he pensado… einng…???
Porque no entiendo nada, para qué me voy a mentir.
Y luego he vuelto a pensar…. uhmm…???
¿Por qué me voy a complicar la vida, con lo fácil que es escribir aquí?.
Je, je. ¿Qué no?.
Así que he decidido no decidir nada.
Y seguir leyendo… mientras me planteo si limpiar la ventana.