Presuntos culpables

29 septiembre, 2007

¿Por qué no llamamos a las cosas por su nombre, por qué todo es tan presunto?. No entiendo muy bien esta palabra.

No deberíamos decir, que un hombre abusó de una niña de 5 años si éste le ha desgarrado la vagina, ni llamar homocida al que mató a otro apuñalándolo 37 veces;  y ni siquiera coloquialmente camello [que es un animal], al que vende droga adulterada capaz de matarte. Si violas eres un violador, si matas eres un asesino, si robas, un ladrón; si vendes droga eres un traficante… y así, una infinidad de maldades ¿por qué no reconocer lo que es evidente?.

La palabra presunto, creo que es una buena forma de difuminar visualmente los auténticos titulares de la realidad, para no mostrar lo que de verdad somos y en lo que nos convertirmos; lo que nos da miedo mirar, a nosotros mismos sin fachada. Una sociedad en decadencia, casi sin conciencia y que se revuelca todos los días en su mierda. Nos hemos drogado con nuestra propia ambición sin haber previsto la cura ni el antídoto. ¿Somos presuntos culpables, de que la vida esté como esté?.

Anuncios

6 Responses to “Presuntos culpables”

  1. Kurtz Says:

    Vivimos en un mundo en que ya no sabemos lo que es real y lo que es mentira. De ahí, creo yo, la palabra presunto.
    Además, nuestro sistema judicial se basa en la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario.
    Pero la palabra “presunto”, desde luego y desgraciadamente, está muy manida.
    Saludos.

  2. Nina Says:

    Pues sí, el mundo en el que vivimos se está conviertiendo en “la puta locura”. Y basándome en el sistema judicial, a partir de ahora, en vez de decir gilipollas, diré “presunto gilipollas”, porque mientras no se demuestre lo contrario, no estoy insultando a nadie ¿no?.

    Un abrazo.

  3. sallanworld Says:

    Es que, hasta que no se juzga a la gente, no es prudente decir que es culpable. A veces los periodistas se equivocan. Pero como ser gilipollas no es delito, se puede decir gilipollas a cualquiera sin mayor problema. También hay que decir que cuando llamas gilipollas a alguien, éste suele tomárselo como un insulto…

    Espero no haber sido demasiado repelente. Saludos,

    S.

  4. Nina Says:

    Hola sallanworld,

    Para nada me has parecido repelente, si acaso peco yo de impetuosa, porque a veces escribo en momentos de mucha euforia y así sale lo que sale. Ya sé que todos somos inocentes mientras no se demuestre lo contrario, y bueno llamar gilipollas a alguien creo que es denunciable, por ser un insulto (?), no sé, el RAE sólo recoge “gilí” (tonto,lelo).

    Lo que quería transmitir, es el uso que hacemos del vocabulario, porque a veces, aplicado a determinadas circunstancias, como los actos delictivos por ejemplo, se me antoja que les quita fuerza, gravedad, realidad. En cuanto a los errores periodísticos, dependiendo de quien los cometa o quien los lea, serán más o menos graves.

    En el Què! del viernes viene un titular que dice: “Muere en el acto al chocar de frente contra una kamikaze”. Leyendo esto de imaginas una loca histérica conduciendo a 180 con las uñas clavadas en el volante y un tic en el ojo. Pero resulta que la “presunta” kamikaze no es más que una chica que se equivocó de carretera. En este ejemplo, no hay presuntos, hay culpables directamente y no importa si la que conducía era una gilipollas integral por no darse cuenta de que iba por el carril equivocado. En fin, que jugamos con las palabras muchas veces y no transmitimos lo que realmente queremos.

    Saludos y bienvenido a este espacio.

  5. saintterriens Says:

    El gobierno saintterriense concurre con las expresiones sabias de doña Nina,
    En nuestro territorio apreciamos que los jueces y fiscales de turno actúen de oficio, porque vemos a muchos criminales de naciones limítrofes, de poca o mucha monta, amparándose en la ceguedad de la justicia, o en los derechos que propone la Ley en cuanto a que primero hay que probar la culpabilidad del acusado:

    Traemos, a su vez, a estas “presunciones”, el recuerdo de Inodoro Pereyra, la máxima creación del “Negro” Fontanarros: “La ley es como la telaraña; Atrapa a los bichitos chiquitos, pero los grandes la rompen”

  6. Nina Says:

    Cierto, la Ley es como la tela de una araña y pequeñita.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: