Despedida de soltera

18 septiembre, 2007

El sábado anduve de nuevo por el barrio tomando unas birras, y en un largo de cuatro manzanas me topé con tres despedidas de soltera en menos de quince minutos. ¡Mamma mía, qué proliferación de bodorrios!. La verdad es que me tuve que reír y no era para menos dadas las circunstancias, porque algunas iban con una polla rosa de trapo, enganchada en la cabeza. Ains… y luego dicen que los homosexuales somos raritos… anda qué…¡¡.

Nunca he sabido muy bien cómo interpretar esta extraña forma que tienen las mujeres hetero, de celebrar estos eventos. Es como si el falo del macho fuera lo único importante de sus relaciones, porque básicamente todo lo centran en torno a él. Tampoco entiendo muy bien por qué vienen a un barrio gay a celebrarlo, ¿será porque aquí la novia tiene menos posibilidades de follarse a un tío en un momento de calentón?, ¿será para que los chicos gays se las acaricien?, ¿será porque en el entorno hetero se hace más el rídiculo con una polla en la cabeza y en el ambiente homosexual “todo” está permitido?.

¿Qué pasaría si en una despedida de soltera de lesbianas, fueramos un puñao de bolleras por la calle con un chocho de goma en la frente?, ¿qué pensarían los que nos vieran?. Que somos unas degeneradas y unas enfermas seguro. Yo creo que hasta nos imaginarían chupándonoslos afanosamente, las unas a las otras.

En fin, por favor le pido al cielo, que no tenga que ir nunca a una despedida de estas, porque vamos, yo, lo tengo clarísimo, me cambio a la acera de enfrente.

Anuncios

3 Responses to “Despedida de soltera”

  1. Nastasjia Says:

    jaja!, muy acertado el comentario. En mis años mozos me tocó ir a alguna de esas despedidas, yo creo que bebía más de la cuenta para ahorrarme el bochorno.
    Ultimamente, lo más, fue una despedida de soltero que circulaba en fila india por una callejuela, la mayoría ataviados idealmente para la ocasión con pantalón de chandal y el barro de unos días pegado a las bambas, al novio se le distinguía por un cucurucho de color negro que llevaba en la cabeza -no sé si es que les sobraría de alguna fiesta de fin de año- y digo yo que el agobio que llevaban sería de no encontrar el barrio gay :)

    Bsotes

  2. Nina Says:

    Es que… de verdad que me saca de quicio cuando los “expertos en sociología [enteraitos del tema, vamos], me dicen: es que sois raritos los homosexuales… con esa entonación musical, que a mi me suena a “me están tomando el pelo descaradamente”.

    En fin, habrá que replantearse lo del chocho de goma y hacer mas despedidas bollo, porque, de esta, nos hacemos famosas, salimos hasta en la portada de Zero :P

  3. Provincianas Says:

    los chichis de goma existen, damos fe. y una nueva generación de complementos para pajitas. Atrás quedaron las pichas para las pajitas, ahora lo más son pechos para pajitas, con dos posiciones posibles: bajo teto y modo cubana. una revolución para las despedidas bollo. jaja


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: