Rosa que te quiero Rosa

30 agosto, 2007

El rosa, es el color socialmente impuesto a la mujer desde el momento en el que ve la luz, si naces niña, te pondrán rosa. Particularmente no me gusta y gracias a mi madre que tampoco le gustaba, con lo cual no tengo recuerdos de la infancia relacionados con ese color, ni fotografías en blanco y negro… de color rosa.
Aparte del rosa, te puedes poner de más colores según tu estadio: Rojo, si sientes vergüenza. Morado, si abusas del sexo o el alcohol [aunque de esto último creo que te pones ciego]. Blanco si te dan un susto [léase blanco, sólo hay que seleccionarlo]. Azul si dejas de respirar. Amarillo como un oriental si tienes hepatitis. También te puedes poner, o mejor dicho, te pueden poner verde, si hablan mucho de ti. Negro si te enfadas o estás mucho tiempo al sol. Y bueno, naranja, no conozco a nadie que se haya puesto naranja, aunque tengo un amigo que se echó bronceador de zanahoria y se puso rosa

De color rosa son las novelas de amor, las novelitas rosas. Y rosa es la pluma gay, que mira tú por dónde a mí que me gusta el azul debe ser por eso que nací lesbiana, por algún error “genético cromático” o algo así. También es rosa la vida, cuando todo va bien y se ven las cosas de color de rosa. Y por supuesto no me olvido de la prensa del corazón, que aunque éste sea rojo, ella es rosa.
No los soporto, simplemente, a mi modo de ver es en lo que se han convertido los periodistas que no han sido capaces de hacer auténtico periodismo. Personas que se dedican a airear los trapos sucios de los “famosos”. Que si entran, que si salen, que si suben, que si bajan; que al simple acto de estornudar, lo convierten en una noticia de portada, porque se ve que no tienen otra cosa mejor que hacer. Aunque lo peor no es que nos vendan su periodismo, lo peor es que nosotros lo compramos y mientras exista demanda, seguirá habiendo oferta.

Uno de los casos más famosos del acoso de la prensa, lo tenemos en la figura de Diana de Gales, que mañana día 31 hará 10 años que murió y aún no ha conseguido tener descanso. De no haberla asfixiado tanto en su momento, a probablemente hoy continuaría viva. Y uno de los últimos ejemplos lo he encontrado con Leticia Sabater, que ha tenido la “suertedesgracia” de ser pillada en la playa con su novio en una actitud muy comprometedora. El resultado ha sido un video que circula por todas partes para choteo general. No sólo se conforman con exponer las imágenes, sino que además se burlan de ella con comentarios de lo más cínicos. Cachondeo y más cachondeo es lo que veo, y es que debe ser que este tipo de periodistas no folla mucho, y si lo hace, pues lo remata todo en tres minutos y con la luz apagada. Un triste y deplorable espectáculo, la verdad.

Moraleja del post de los colores: Hay algo peor que ser un don nadie, y es sin duda, ser alguien.

¡¡NO a la prensa del corazón !!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: