Oh, my dog ¡¡

26 agosto, 2007

Adoro a los animales. Desde que tengo recuerdos, e incluso antes, comparto la vida con ellos. Perros, gatos, pollos, patos, hamsters, canarios, periquitos y otros pequeños seres animados me han dado muchos momentos de felicidad y de tristeza también, porque su vida no es tan longeva como la nuestra.
Después de la muerte de mi última perrilla, Cookie, decidí [como otras tantas veces] que nunca más pasaría por ello, pero casi un año después no pude evitarlo y adopté otra mascota, Sofy. Es una perra de unos seis años de edad, marca ACME, que recogí el día de Reyes en el Refugio La Amistad de Vallirana.

A simple vista, nada me hacía presagiar lo especial que es este animal. Una chucha con un carácter de lo más peculiar, y sin lugar a dudas, el más cariñoso y agradecido de todos cuantos he tenido. Su salud es delicada, tiene crisis epilépticas y sus patitas no están todo lo bien que cabía esperar dada su prolongada estancia en el refugio. Lleva un tratamiento de por vida, y el momento de tomarse “la pasti” es de lo más divertido. Por las mañanas se sube a mi cama, me despierta a lametones, y con la cabeza en la almohada se acuesta a mi lado a observarme, como si fuera una personita pequeña.

Entre sus pequeñas “aficiones”, destacan las incursiones furtivas a la cocina, en busca de algún inocente objetivo del cubo de la basura, que en la mayoría de las ocasiones suele ser una lata vacía, que luego observa incrédula sobre la alfombra, como pensando: – ¿Y para qué pulgas querré yo esto?.

Soy de la opinión de que el amor por los animales, así como el respeto, debería fomentarse desde la infancia, porque tengo más que comprobado entre todas las personas que voy conociendo y las que ya están a mi alrededor, que las que cuidan de un animal, son mucho más humanas, pacientes, sensibles y solidarias. Por supuesto estoy en contra de cualquier tipo de maltrato que se les pueda infringir y no he dudado nunca ni dudaré en denunciar cualquier tipo de abuso hacia ellos.

Sofy

¡¡ NO al maltrato animal !!

Anuncios

2 Responses to “Oh, my dog ¡¡”


  1. ¡Qué es esa hermosura de perrita! Te envidio.

    Hace poco murió el perrito de la casa de mis padres, otro marca ACME que nos acompañó por 18 años. Ya te imaginarás la tristeza por su partida.

    Los animales domésticos son una excelente compañía. Es muy importante que los dueños sepan manejarlos para que no se conviertan en un dolor de cabeza para los vecinos.

    Sobre el maltrato pronuncio, al igual que tu, mi voz en contra. Todavía no entiendo cómo países como el tuyo y el mío disfrutan de una “fiesta” brava y que algunos incluso llaman “deporte”. Eso es una salvajada, no tiene más nombre.

  2. Nina Says:

    Esa hermosura es un bicho malo, no para todo el día ideando cosas. Ella cree que es una persona, no entiende su vida animal, jajaja.

    La que murió el año pasado tenía 15 años y el anterior también murió su madre con otros 15. Así que puedo compreder vuestra pérdida.

    Lo de la fiesta nacional, mejor ni tocarlo, aunque pienso que ya queda poco para que eso termine, casi un 75% de la población española según vi en unas encuestas hace poco, se manifiesta en contra. No creo que puedan alargarlo mucho más.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: