Cerrado por vaciones

del 1 al 19 de Agosto

Imagen: aquí >>

¿Intrusismo o Vanidad?

30 julio, 2007

Hace casi cuatro años ya, que sigo el blog de una chica que conocí aquí en Internet. Un espacio sencillo en diseño y con contenidos muy claros, que expresa sus estados de ánimo y las cosas que habitualmente la rodean.

Me resulta paradójico, porque a pesar de que nos conocemos en la red, no creo que ella sepa que la leo, nunca se lo he dicho, de hecho, ni siquiera he posteado en su blog; pero hoy, al leer su último comentario, como que se me ha disparado esa estúpida alarma que me salta cuando creeo que algo no va bien.

Así que, he abierto un notepad, y he empezado a escribir como una posesa todo aquello que hubiera querido decirle durante todo este tiempo que hace que la sigo. El resultado ha sido un texto con una lectura aproximada de dos minutos, una burrada para comentar un post, está claro. Lo he leído, releído, modificado, vuelto a modificar, suavizado, he ido quitando líneas, pero al final no me he atrevido a enviárselo. El por qué lo desconozco. Por un lado me parecía que estaba fuera de lugar el hacerlo, pensando en cómo reaccionaría al leer el comentario, me sentía una entrometida gratuíta en su vida, y por otro lado, una vanidosa, por creer saber qué es lo que le pasa y creer saber cómo solucionarle los problemas.

Quizás no he sido más que una cobarde reprimida que tiene miedo a expresar lo que piensa de los demás, pero es que ella no me lo ha preguntado. Aunque claro, tiene un blog público como tantos otros que cada día leo o encuentro, y con ello se expone a que cualquiera pueda hacerlo. No lo sé, la verdad.

Todo está lleno de amor

29 julio, 2007

All is full of Love. Para mí, uno de los mejores vídeos de Björk por su sencillo erotismo. El tema, perteneciente a su álbum Homogenic,  fue escrito por la propia Björk y producido por Howie B. Este video fue un “regalo” de mi pareja artística, hará ya unos cinco o seis años. Su contenido, es la creación de la historia de amor entre dos robots lesbianas. Sensualidad de movimientos, cadencia en las voces, luces tenues, fluidos y caricias cibernéticas, mezclados con una música de ensueño. Todo un deleite para la vista y los oídos.

You’ll be given love
you’ll be taken care of
you’ll be given love
you have to trust it

Maybe not from the sources
you have poured yours
Maybe not from the directions
you are staring it

Trust your head around
it’s all around you
all is full of love
all around you

All is full of love : you just ain’t receiving
All is full of love : your phone is off the hook
All is full of love : your doors are all shut

All is full of love

Pues toda una sorpresa que hayan pasado cien personas por aquí en tan pocos días. Me causa un poco de respeto, quizás me tome más en serio este nuevo espacio. Ahora ya sólo falta que alguien deje una carcajada, que no es para menos dado lo irrelevante de este lugar.

Todo se andará…

Nina in BlueMe da por hacer un pequeño alto en el camino y traer mis recuerdos de internauta al presente. Analizo en cinco minutos las experiencias vividas durante los siete años que utilizo este medio, y desde luego dan para mucho. Me doy cuenta de que tengo dos vidas paralelas… a buenas horas.

Por una lado, mi persona cotidiana, la que duerme para descansar, se lava para no pudrirse, trabaja para comer, y come para no morir. Y como éstas, una larga fila más de frases entrecomilladas que se podrían añadir. Una vida básica, cubrir las necesidades primarias, mientras intento sacar tiempo de un reloj, que hace algunos años dejó de funcionar como debiera.

Por otro lado, mi estado virtual. El que nació de un Enter y adoptó su nombre de un ídolo. El personaje que despliega medios, comunica, se relaciona. El que llevó durante años el whois de Quién si no?, y que fue bautizado in Blue por un color. El que cuando se cansa de una vida, emprende otra.

Hubo un tiempo en que los dos seres estuvieron fusionados, craso error. No es algo emocionalmente rentable, lo reconozco. Porque yo, soy yo, y mañana tendré que vérmelas con la lavadora, mientras Nina, se quedará aquí, omnipresente, decidiendo que hacer con su nueva vida.

/quit  Somos, las cosas son, acontecen, pero no tenemos pq empeñarnos en afirmar a cada paso nuestra propia existencia y la de todo aquello en lo q creemos y amamos.

Foto: Avatar, Nina in Blue

Hoy he pensado largo rato en la paciencia. Entre algunos ejemplos, muchos son los que dicen que es una virtud, otros tantos, que es un conocimiento adquirido y como tal, se puede mejorar con su práctica y estudio. Otros muchos también piensan que es una forma de no violencia y el RAE en su primera entrada dice, que es la Capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse.

Así que después de pensarlo, he llegado a la conclusión, temporal o no, de que la paciencia es una forma de vida y sobre todo en una gran ciudad.

Hay que ser pacientes con los vecinos. Las grandes ciudades albergan muchas etnias diferentes, a cuál más dispar. Tienes vecinos de diferentes razas, costumbres y religiones en tu misma escalera y hay que saber respetarlos para vivir en armonía. Los extranjeros creo que se adaptan antes, porque aprenden y con ello evolucionan, pero nosotros tardamos más, porque desconfiamos de lo nuevo y desconocido, de los cambios, y tendemos a ser conservadores y hacer una comparativa con cualquier otra vida pasada que fuera mejor.

Hay que ser pacientes con todos los servicios. Colas,  apretones y carreras en los transportes, filas interminables de personas en los supermercados, tiendas pequeñas y grandes almacenes. Masificación en las fiestas señaladas. Retrasos, horarios imposibles. Noches sin dormir. Polución, ruido, ruido y más ruido.

Hay que ser paciente en el trabajo. Tus compañeros, tu jefe, tu compromiso, te acompañan muchas horas al día, algunas imposibles de pagar, o de cobrar. Sobrecarga de trabajo y estrés que repercuten en la calidad de los servicios que nos brindamos unos a otros, desmejorando con ello, nuestra calidad de vida al mismo tiempo. Exceso de responsabilidad o de tomas de decisiones. Puestos denigrantes y puestos inalcanzables.

Hay que tener pacienciencia con las relaciones sociales. Los amigos, la familia. Son tu motor, porque tus emociones giran entorno a ellos. De tu paciencia con ellos, depende en gran medida tu felicidad.

Hay que ser paciente, siempre hay que ser paciente. Durante todo lo que hacemos. Desde este punto de vista, es una forma de vida, adquirida o innata, y nos es imprenscindible para sobrevivir. Pero sobre todo, por muy pacientes que seamos,  por mucha paciencia que tengamos, no hay que perder el sentido del humor. Ya lo dice la frase: Con paciencia y saliva… se la metió el elefante a la hormiga.

Se me antoja poner una barrita de audio en un post, con un mp3 que estoy escuchando. No problem, mucha gente lo hace en sus blogs, no puede ser difícil.

Primero me leo las ayudas de los foros de wordpress.com. Así que me voy a GoEar, sigo las instrucciones, me registro y subo mi mp3. Ya hago plas plas¡¡ con las manitas, porque pronto lo podré escuchar.

El resultado:

Hago clic en la barrita, que emoción¡¡, que discreta y pequeñita, mola. Buffering… buffering… Error opening file…, esto no chuta, psé. Me repaso las instrucciones, repito todo el proceso y pienso: – como tenga que repetir todo este tinglado cada vez, ya no me mola tanto.

Nada. Sigue sin escucharse. Visito los blogs de la gente del post y escucho sus mp3. Ya empiezo a mosquearme. Seguro que me he comido una letra, lo repito todo por tercera vez… El resultado siempre es el mismo, buffering, error  y  esto que no suena.

Sigo leyendo otros posts. Me voy a MusicWebTown. Repito el proceso, me registro y vuelvo a subir el dichoso mp3. Copy paste, copy paste, y más copy paste. ¡¡Ya tengo el código!!. Jeje¡¡.

El resultado:

Otro vez el buffering…, más buffering…, pero de suenering… nada de nada. Mis dedos tamborilean en el teclado. El cigarro colgando, el humo en el ojo… Curioseo por ahí. Oh, my god¡ El mp3 sale en Technorati. Me estoy clonando por toda la red. Creo que me voy a dormir. Última oportunidad.

Me voy al Google, ese nunca falla. Leo unas instrucciones. Uhmm… Odeo, este es nuevo, suena a galleta, pero por probar… Bueno, me registro y todo eso, para que enrollarme contándolo otra vez. Llego a la parte en donde he de elegir si hacerme el audio, subirlo a la web, o enlazarlo. ¡No me lo puedo creer!, ¡no tengo la opción para subirlo!. Cojo la pistola de agua del cajón, y me pego dos chorros, son las dos de la madrugada, tiene que ser eso.

¿Pero qué le he hecho yo a este blog?. ¡Si me cae hasta bien!. Definitivamente, me voy a la cama. Porque una se siente ya hasta manoseada, con tanto ‘registro’.

Repite conmigo: Esta barrita de audio, va a sonar… ZzzZzz…